Bicicletas de Bambú

En la búsqueda de alternativas a los sistemas de transporte urbano basados en la hegemonía del automóvil, que requieren gran cantidad de energía fósil y generan emisiones nocivas de gases de efecto invernadero, a la vez que ocupan un bien escaso y caro como es el espacio público en las ciudades, el Programa de Calidad de Vida del INTI comenzó a explorar nuevas opciones de transporte ambientalmente más amigables, generadoras de empleo e inclusión social, pacificadoras del tránsito, así como de mayor democracia y redistribución equitativa y equidad social en los usos del territorio urbano. Iniciamos así múltiples recorridos que nos llevaron, casi azarosamente, hasta los “Diarios de Bambucicleta” de Nicolás Masuelli, creador de las bicicletas de bambú “made in Rosario” (“Central”, naturalmente…). Nicolás (26, estudiante avanzado de Ingeniería Industrial en la UNR), invitado a visitar la sede del INTI en Buenos Aires, describe a la bambucicleta como un “vehiculo eficiente, ecológico y estético construido en un material tan renovable como la caña de bambú”. Lo paradójico es que el bambú, si bien es un vegetal que por sus características crece rápida y abundantemente, posee unas propiedades mecánicas tan asombrosas que engañan al sentido común. Su gran resistencia a los esfuerzos de tracción y flexión le otorgaron la fama de ser el “acero vegetal”. La ventaja del bambú es que tiene un comportamiento similar a los materiales composites, compuestoscuya estructura interna se divide en fibras resistentes contenidas en una matriz. Pero en este caso no es el hombre sino la naturaleza la que se encarga de configurar su estructura de fibras resistentes y matriz para que estén dispuestas de tal manera que maximicen sus propiedades con un mínimo peso. Así, uno puede obtener rendimientos que llegan a ser mejores que el carbono y el aluminio pero por sobre todo con un precio mucho menor ya que la Pacha Mama hace todo el trabajo técnico y productivo por nosotros y nos lo entrega generosamente, sin reclamar royalties ni propiedad intelectual. En Argentina encontramos caña de bambú desde el Delta hacia el Norte de nuestro país. Sigue leyendo

El angel de la bicicleta

Homenaje de Leon Gieco a Claudio “Pocho” Lepratti, asesinado por la policía de Rosario mientras subido al techo del comedor infantil en el cual trabajaba gritaba “No disparen, aquí solo hay niños comiendo”. La intensa actividad en pro de los más necesitados que llevaba adelante sin fondos propios y solo con su voluntad y altruismo lo transformó en alguien sacrificable para los defensores del capitalismo salvaje en la argentina.