Bogotá, en bicicleta

La famosa ciclovía bogotana, que cada domingo les recuerda a los ciudadanos que es posible apropiarse de las calles, ver con otros ojos los trayectos y los barrios de la ciudad, y hacer parte de esta capital que a veces parece de nadie, está cumpliendo 40 años de existencia.

Editorial de El Tiempo

La famosa ciclovía bogotana, que cada domingo les recuerda a los ciudadanos que es posible apropiarse de las calles, ver con otros ojos los trayectos y los barrios de la ciudad, y hacer parte de esta capital que a veces parece de nadie, está cumpliendo 40 años de existencia.

Fue en 1974 cuando comenzaron a cerrarse tramos de la carrera 7ª y la carrera 13, desde La Candelaria hasta la calle 72, para que los bogotanos pudieran recorrerlos en bicicleta.

Con el paso de los años, los alcaldes, sin importar sus filiaciones políticas y sus ideologías, fueron ampliando las rutas hasta llegar –en los últimos años– a despejar durante siete horas un circuito de 121 kilómetros de Bogotá para el esparcimiento de sus habitantes.

Luego de los llamados ciclopaseos turísticos, que se implementaron en el 74 como experimento cuando la ciudad aún no crecía de la manera abrumadora como lo ha venido haciendo, la alcaldía de Luis Prieto decidió reglamentar –mediante el decreto 566, del 7 de junio de 1976– el uso de las calles bogotanas para la llamada ciclovía.

Seis años después, cuando Augusto Ramírez se encontraba a cargo de la Administración, se destinó un tramo de 34 kilómetros de vía pública para el deporte en las mañanas del domingo. Luego, de 1995 en adelante, desde que el Instituto de Recreación y Deporte (IDRD) se convirtió en el encargado de la operación, no solo fue tomándose más y más calles, sino que llegó a ser declarada –mediante el acuerdo 386– “de interés social, recreativo y deportivo para la ciudad”.

Si algo tuvieron en común, y con buen tino, las administraciones de los alcaldes Mockus, Peñalosa y Garzón fue el empeño compartido de ampliarla y mejorarla. En una urbe que ha tenido serios problemas para conservar su patrimonio (poco ha protegido su arquitectura y le ha faltado convicción para preservar sus tradiciones), y que en estos últimos años, más que nunca, no ha sobresalido precisamente por construir sobre lo construido, ni por una clase dirigente capaz de ponerse de acuerdo en lo básico, la ciclovía es hoy una fortuna que nadie se atreve a cuestionar.

Como han probado los urbanistas en los cientos de foros en los que se ha analizado el fenómeno como un ejemplo para el mundo, el hecho de que cerca de un millón de bogotanos de todas las edades salgan domingo a domingo a convertir las calles en un parque demuestra que la ciudad sigue pensando, más de lo que nos damos cuenta, en su identidad y en su ciudadanía.

Este modelo exitoso ha sido implementado por Medellín, Barranquilla, Cali, Popayán e Ibagué, entre otras, pero no solo ha sido en el país, sino en toda América Latina donde se ha ido adoptando la idea de devolverles las calles a los ciudadanos durante unas horas. Ciudad de México, Caracas y Santiago de Chile, por ejemplo, han imitado una idea que, de paso, ha convencido a cientos de miles de valerse de la bicicleta como medio de transporte, y ha conseguido impulsar toda una cultura y una vida alrededor de ella.

El próximo 15 de diciembre, cuarenta años después del primer ciclopaseo oficial, el IDRD pondrá en marcha las celebraciones. Sin embargo, ya se han comenzado a notar los puntos de atención a las mascotas, el préstamo de bicicletas curiosas y las llamadas ciclovías ‘temáticas’, que se han diseñado para conmemorar cuarenta años de hacer algo muy bien, por la gente, que siente, con razón, que este es ya un patrimonio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s