La afición vasca sobresale en el Tour

Editorial del diario Gara

La llegada del Tour a los Pirineos ha vuelto a estar caracterizada por algunos pasillos de ikurriñas y otros símbolos vascos, imagen que se multiplicará estos próximos días en otras cumbres. No es algo casual, pero sí noticioso porque quien ahí se muestra es un pequeño pueblo, uno de los muchos por los que pasa esta carrera cada vez más internacional, pero que se echa a la carretera quizá más que ninguno. En esto hay un evidente componente deportivo, el amor al ciclismo en Euskal Herria, un deporte que entronca perfectamente con algunas de las principales características de este pueblo (esfuerzo, resistencia, paciencia, tenacidad…). Pero, sobre todo, hay un sentido de inspiración política: los vascos no dejan pasar ninguna oportunidad de mostrarse ante el mundo como lo que son, y el Tour es un excelente escaparate para conseguirlo.

Un medio de comunicación holandés afirmaba estos días que tras el triunfo de la selección española en el Mundial la bandera rojigualda había «salido del armario» en todo el Estado. En Euskal Herria, sus símbolos lo hicieron hace mucho tiempo para gritar con fuerza, cada vez que pueden, que aquí hay una nación, ni mejor ni peor que las demás, pero una nación.

El tiempo ha establecido además un maridaje entre la afición vasca y el Tour, muy estrecho en momentos puntuales como 1992, cuando salió de Donostia, y en 1996, cuando una etapa concluyó en Iruñea. Sin embargo, desde entonces, año tras año, julio y Pirineo es una cita indispensable para quienes quieren animar a sus corredores y, además, reivindicar a Euskal Herria. Éste es el espíritu con el que Esait llama a acudir a la cima de Superbareges mañana. Primero, para alentar a los ciclistas vascos en su siempre épica llegada al mítico puerto y, segundo, para hacer patente su desacuerdo con la decisión de que los coches del equipo Euskaltel-Euskadi lleven por primera vez adheridas pegatinas con la leyenda «Spain-Spagne». Una decisión impuesta por el Ejecutivo de Lakua, obsesionado en hacer visible su impronta hasta en el último rincón y por encima de los símbolos naturales que escogen sus ciudadanos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s